Normativa eléctrica

La Normativa eléctrica que tiene que cumplir por un electricista.

La Normativa eléctrica en viviendas es aplicable en todos los servicios que desarrollamos como empresa de electricidad en Murcia es actualizar las instalaciones eléctricas de los hogares y negocios a la nueva normativa vigente.

En realidad un usuario no tiene porqué conocer los pormenores del reglamento eléctrico, pero no está demás tener constancia de algunos de los conceptos que manejamos los electricistas a la hora de diseñar y realizar una instalación eléctrica moderna.

El código que recoge la regulación legal que pone en práctica su profesional de la electricidad en Murcia es el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, conocido por sus siglas REBT.

Normativa eléctrica
Normativa eléctrica

Realizar adecuación de instalación eléctrica bajo Normativa.

Esta retahíla legal comprende las instrucciones técnicas que debe cumplir toda instalación de baja tensión con respecto a la normativa eléctrica -BT-, que la que tenemos todos en nuestras viviendas y negocios.

En una vivienda particular la instalación eléctrica debe estar adecuada para conducir corriente alterna con una tensión de 230 V entre sus tres fases.

Esto es en lo referente al voltaje, sin embargo también es habitual que como electricista profesional tenga que hacer un estudio para determinar la potencia que consume la vivienda.

Para calcular la potencia eléctrica de una vivienda o local según la normativa eléctrica se han de sumar todas las potencias nominales del conjunto de electrodomésticos, iluminación y equipos conectados a la corriente eléctrica. Además, hay que tener en cuenta que los electrodomésticos no gastan siempre la misma energía.

En el momento de la puesta en marcha es cuando más potencia necesitan, por eso nosotros nos ocupamos de calcular la potencia máxima necesaria, con los márgenes de arranque.

También depende la potencia eléctrica instalada de las dimensiones de la vivienda. A más enchufes y puntos de luz, mayor es la capacidad energética de la vivienda.

Si quieres saber si la instalación eléctrica de tu casa es segura y cumple con la normativa, contacta con nosotros y te informamos y elaboramos un presupuesto ajustado.

Directrices actuales para establecimientos de baja tensión

Los establecimientos eléctricos de baja tensión están representados por la normativa eléctrica y el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) y sus Instrucciones Técnicas Complementarias (ITC) BT 01 a BT 51, según el Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, y modificado por el R.D. 560/2010, de 7 de mayo.

El REBT caracteriza las condiciones especializadas de base y asegura que los establecimientos eléctricos asociados a una fuente de gracia deben presentar, asegurando la correcta actividad de los establecimientos.

El uso de las directrices que requiere esta norma garantiza la seguridad de las dos personas y de los productos. Por otra parte, se prevé además fomentar la calidad especializada e inquebrantable de los establecimientos, evitar cualquier influencia perturbadora que pueda producirse y aumentar su eficacia financiera.

Diferentes directrices para los establecimientos eléctricos son las Directrices Técnicas para la utilización del REBT y el Reglamento de Eficiencia Energética para Instalaciones de Alumbrado Exterior (REAE), así como las Instrucciones Técnicas Complementarias EA-01 a EA-07.

Las Guías Técnicas para el uso del REBT, dispuestas por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, no son oficiales, sin embargo están pensadas para ayudar a la utilización del REBT y sus ITC’s en la práctica.

Directrices de corriente para establecimientos de alto voltaje.

Los grandes compradores mecánicos, los productores de material eléctrico, las organizaciones eléctricas, los instaladores o mantenedores deben someterse al régimen administrativo del Reglamento de Instalaciones Eléctricas de Alta Tensión, Real Decreto 337/2014, de 9 de mayo, cuando emprendan nuevos establecimientos eléctricos de alta tensión o cuando realicen modificaciones en los antiguos.

Este reglamento determina las condiciones especializadas y las garantías de seguridad en los establecimientos eléctricos de alta tensión y sus Instrucciones Técnicas Complementarias, ITC-RAT 01 a 23. Estas directrices se aplican a los establecimientos y a los componentes y equipos que los componen, con una tensión superior a 1000 V.

El Reglamento de Instalaciones Eléctricas de Alta Tensión sustituye al Real Decreto 3275/1982, de 12 de noviembre, sobre Condiciones Técnicas y Garantías en las Centrales Eléctricas y Centros de Transformación.

La ampliación de la potencia introducida, el avance mecánico y el avance innovador impulsaron otra disposición de necesidades especializadas y legales.

Sus destinos son la seguridad de las personas y de las mercancías, la normalización en la utilización del material, el mantenimiento de la rutina de la administración y la preferencia de los aumentos futuros.

Por otra parte, la directriz en vigor desde 2014 indica como objetivo el compromiso de promover la más elevada eficiencia energética concebible, de conformidad con el acuerdo 20/20/20 expedido por la Unión Europea.